DEPARTAMENTO DE
EDUCACIÓN MUNICIPAL
   HOME | NOTICIAS | NOTICIA PUBLICADA EL 29 Agosto, 2019
 
 
 
 
 
 
 
 
ESCUELA ESPANÞA 2

PROFESOR DE ESCUELA ESPAÑA PUBLICA CONMOVEDORA CARTA

Comparte esta Noticia 
     

Reparador de sueños

Me introduciré en el mundo de los sentimientos, de las palabras y recuerdos, para poder contar algo de una escuela: mi escuela. Ella es como otra cualquiera  de las  que existen en este país, pero en su esencia, es especial. Las historias muchas veces son parecidas,  solamente cambian los personajes. Comenzaré escribiendo que soy Profesor y que realizo mi actividad profesional en  la comuna de Recoleta, de Santiago, en una escuela catalogada de vulnerable, en la cual existen estudiantes en riesgo, principalmente socioeconómicos y deprivados culturalmente. Es decir, alumnos pobres, con tendencia al fracaso escolar.  Para algunos, los más postergados, para otros, un instrumento de campaña y centro de grandes discursos, sobre equidad y calidad educacional.

Los días en mi escuela, son como el tiempo: no se sabe si habrá calor, si estará nublado, o simplemente lloverá, pues muchas veces los niños llegan en las mañanas, inestables emocionalmente a raíz de la dura realidad de sus vidas. No es fácil, vivir y trabajar en un medio así, donde lo normal, es sinónimo de lo correcto, y lo correcto, es sinónimo de ser  estúpido.IMG-20190828-WA0013

Es aquí, en estos lugares,  donde se hace el verdadero Maestro, a través de la  templanza, la resiliencia y el amor, para  crear un mundo mejor y  provocar un cambio social  profundo en nuestros niños y niñas. Es aquí, donde se construye la verdadera historia de nuestro  país, donde se pueden reparar los sueños rotos y sembrar la esperanza en estas pequeñas personas, pues como dijo Nelson Mandela: “Es a través de la educación que la hija de un campesino puede llegar a ser médico, que el hijo de un minero puede llegar a ser cabeza de la mina y que el descendiente de unos labriegos puede llegar a ser el presidente de una gran nación”.  

El día esta helado. Los niños van llegando a clases. Van y vienen los saludos, besos y abrazos, son la tónica de la mañana. Cada día, es un torbellino de emociones que se van mezclando, en las salas, en el  patio y por toda mi escuela. Nadie puede quedar indiferente a esta nube de energía, que cotidianamente es hermosamente impredecible.

A lo lejos, se  divisa el Copia, un perrito, que deambula por el sector y que ha hecho de la escuela su hogar. El Copia es parte del personal del establecimiento y ostenta  varios títulos a su haber: mascota, confidente, consejero e incluso de terapeuta: tiene excelentes habilidades de escucha y en cada acción  demuestra su amor incondicional, tampoco juzga ni habla a sus espaldas. Los chicos lo acarician y sin saberlo su nivel oxitocina sube como la espuma y se calman. El Copia puede ver muchísimo más allá de lo físico con su corazón de perrito.

 El recreo, ya comienza. Los niños y niñas, salen raudamente al patio. Algunos compran en el kiosko. Los más pequeños, corren y juegan a la pelota. Los grandes, caminan a paso cansino, mientras conversan y bromean entre ellos. Latino América está presente es esta escuela, como en las de varias de comunas aledañas. Tenemos alumnos provenientes de diferentes países como: Venezuela, Perú, Haití, Bolivia, Colombia, República Dominicana y de Chile, reflejando la interculturalidad,  presente hace mucho en nuestro país. Esto hace que nuestra labor, sea más profunda, dinámica y fundamental, para lograr una buena convivencia entre las niñas, niños, padres y apoderados.

Ya en el patio, se me arriman algunos niños y niñas a saludar. Me abrazan cariñosamente y me ofrecen de su poca  y escasa colación. Al mismo tiempo, con rapidez mental y vehemencia, me hacen un llamado de atención, a través de una pregunta: quieren saber la razón de mi ausencia el día anterior en clases. Me causa gracia tener que dar una explicación y les respondo que estaba enfermo. Todos me miran, sus rostros me comunican una aceptación a mi respuesta, “lo echamos de menos”- exclama  uno del grupo y en coro, reafirman con un sí. Nos abrazamos y les digo que los quiero mucho. Les explico, que hay situaciones que a veces escapan a la voluntad.  Entretanto, me cuentan de sus cosas, de lo que han hecho, de las tareas y otras situaciones alusivas a sus vidas personales. Los escucho con mucha atención. Veo en ellos, a Luchín de Víctor Jara… muchas veces, también son mi espejo, pues yo también soy un Luchín jugando a ser grande. “Sé el adulto que tú necesitabas cuando niño”, pienso y logro reafirmar la razón de  abrazar  esta gran y noble actividad. Cuando los  escucho y los miro, siento una sensación de paz, amor y  alegría, que recorre todo mi cuerpo. Soy feliz haciendo lo que hago.

Ya es hora de entrar a clases, han tocado el timbre. La gran mayoría corre rumbo a sus salas. Al perderlos en la inmensidad del patio, recuerdo una frase del Principito que dice “Todos los mayores han sido primero niños, pero no lo recuerdan.” Yo espero que ellos, sí lo recuerden en el futuro.

Se realizan muchas actividades en la escuela para ampliar el horizonte humano y cultural de nuestros alumnos y ellos se motivan dejando volar su imaginación y creatividad. Como por ejemplo La Feria Científica- Tecnológica, medioambiental y multicultural que se llevará a cabo  día  27 de Septiembre cuyo tema central y transversal, será, la Madre Tierra y su importancia para el ser humano. Queremos crear conciencia acerca del respeto a toda forma de vida, tal y como lo entendían nuestros ancestros de los pueblos originarios, para quienes la Tierra era su madre sagrada, la  benefactora y ellos eran sus hijos. Sabios que entendían y entienden, que todas las cosas que hay en este planeta tienen vida, que vibran y sienten, ya sea con el agua, con los ríos, la montaña o con los árboles. También, podían hablar con los animales. Comprendían que todo lo que hicieran, se lo hacían a ellos mismos. Todo estaba relacionado entre sí. Eran parte del todo, y el todo, era parte de ellos, tal y como lo describe  en la Carta que el Jefe Indio Seattle, de la tribu Suwamish,  que le envió  al presidente de los EEUU, en el año 1855, de ese entonces, Franklin Pierce.

Anhelo que el día de la feria y en un futuro, muchas personas del medio artístico, literatos, filántropos, que entienden este mensaje se comprometan con esta causa. Ojalá pudieran aportan un granito de amor a esta noble y profunda toma de conciencia. Que no sea sólo para la foto. Que pudieran visitar a nuestros alumnos, entregando diferentes herramientas del conocimiento, para que ellos adquieran una visión más holística de la vida y que abriguen en sus corazones que a pesar de las diferentes barreras impuestas por una parte de la sociedad, se puede construir un mundo mejor. Que la delincuencia, la drogadicción, el hambre y otros aspectos negativos de la vida, se pueden cambiar,  a través de la verdadera educación, que el verdadero poder  radica  en nosotros mismos, en nuestro interior y que luego manifiesta a nuestro alrededor.

He golpeado varias puertas, para poder conseguir ayuda en dar a las cosas interesantes y hermosas que aquí se realizan. Que existen pequeñas personas en formación que quieren un mundo mejor, pero a veces, no tienen las oportunidades para acceder a las experiencias y  conocimiento necesarios para ello. Agradezco a todas las personas, que en alguna medida, han abrazado esta actividad, de forma desinteresada y en amor, algunas desconocidas para el medio público y  otras conocidas, las cuales por situaciones de tiempo y compromisos previos, no podrán asistir. Vaya un abrazo para Roberto Márquez, de Illapu y también a su hermano Andrés, por su gentileza y amabilidad, en escucharme y ayudar  con su mayor voluntad.

También debo agradecer al Universo, al Gran Espíritu, Ngenechén por situarme en este tiempo y espacio, a la Madre Tierra, la Ñuke Mapu, la Pachamama. A los Apus, a las  fuerzas del Norte, Sur, Este, Oeste. A los abuelitos Aire, Fuego, las Abuelas Agua y  Tierra y a toda forma de vida.

Si tú quieres aportar a este proyecto de conciencia exponiendo, publicando, cantando, bailando o realizando alguna expresión artística, que esté relacionada al amor a nuestra Madre Tierra, te esperamos con los brazos abiertos, el Copia, los niños y yo.

¡Se necesitan muchos guerreros, para reparar los sueños de vivir en un mundo mejor!

 “El Guerrero no es alguien que pelea, no tiene el derecho de tomar la vida de otro. El guerrero para nosotros, es aquel que se sacrifica por el bien de los demás. Su tarea es cuidar a  los mayores, a los indefensos, a aquellos que no pueden hacerlo por su cuenta, y por sobre todo, a los Niños, el futuro de la Humanidad”. *Gran Jefe Toro Sentado

Joaquín Leiva Cordero

Profesor

profesorjleiva@gmail.com

                     
Síguenos a través de nuestras redes sociales        
Facebook
/MunicipalidadDeRecoleta
  Twitter
@Muni_Recoleta
  Instagram
municipalidadrecoleta
  Youtube
/RecoletaalDiaTV
                     
 
   
 
Municipalidad de Recoleta • Avda. Recoleta N°2774 • RECOLETA SOMOS TODOS • 2012-2020 | Política de privacidad