DEPARTAMENTO DE
EDUCACIÓN MUNICIPAL
   HOME | NOTICIAS | NOTICIA PUBLICADA EL 3 Junio, 2021
 
 
 
 
 
 
 
 

HUMBERTO MATURANA, LA REFLEXIÓN CONSCIENTE

Comparte esta Noticia 
     

El pasado seis de mayo murió Humberto Maturana Romesín, biólogo, filósofo, epistemólogo, académico, investigador y escritor; probablemente el científico chileno de mayor renombre en el mundo.

Sólo en dos ocasiones en mi vida pude asistir a charlas del Doctor Maturana (doctor no en calidad de médico, si no de grado académico), una en la Universidad en la que en ese entonces estudiaba, donde dió una clase magistral y la otra en una casa de estudios de la capital, en una inauguración de año académico.

En ambas instancias, pero sobre todo en la primera, tuve la sensación de estar frente a una leyenda. No siempre se  tiene la posibilidad de presenciar y escuchar a quien fuera postulado para el premio Nobel de Medicina y Biología, cooperara de manera tangencial con la Escuela de Palo Alto y fuera reconocido como continuador de la misma, o contribuyera potentemente al desarrollo de la teoría de sistemas de Luhmann (teoría general de la sociedad creada por el sociólogo alemán Niklas Luhmann a partir de la visualización de la sociedad como un sistema) a través del concepto de autopoiesis, entendiendo por ello a la capacidad de los sistemas de producir y reproducir los elementos que le mantienen con vida, es finalmente la capacidad de un sistema de mantenerse con vida.

No obstante, toda esa aura de súper estrella del conocimiento que me había formado se fue diluyendo ante la presencia de un expositor humilde, de hablar calmado y bajo, de gestos y ejemplos cercanos. Me vi de pronto escuchando las historias que su madre le contaba en la infancia, presenciando ejemplos de cómo el cuidado del bebé en la ternura y el amor son más que aspectos emocionales, elementos que han permitido que prolifere la vida sobre la tierra. Todo en ese expositor irradiaba cercanía, afecto, simpatía… incluso lo casual de la ropa que vestía en esas ocasiones (en realidad nunca vi a Maturana de corbata).

Por contrapartida, el mensaje que recibí del doctor fue trascendente y clarificador. El desarrollo de su teoría sonó en mis oídos como algo sin igual. Entendí perfectamente que somos sistemas vivientes, pero que no existe el desarrollo de tal sistema, si no es en el trasfondo de una unidad ecológica o nicho que permite su desarrollo, no existimos en tanto que seres vivos en un vacío relacional, en síntesis, todo sistema se desarrolla en un entorno más amplio y más complejo que el propio sistema (he aquí la diferenciación sistema/entorno de la que habla Luhmann). Comprendí perfectamente que “no hay supervivencia del más apto sino vivencia del apto” (frase simple pero trascendente, opuesta a lo planteado por Darwin y la supremacía del más fuerte). Supe que el desarrollo de nuestra especie tiene como base “coordinaciones de haceres, sentires y emociones” montadas sobre aquello que nosotros llamamos lenguaje. Toda la vida humana transcurre en el lenguaje, es acá donde logramos una coordinación de coordinación de acciones que nos permite enfrentarnos a este entorno (nicho, unidad ecológica). Esto significa que el mundo social es un mundo construido con palabras, todo lo que tiene que ver con lo humano pasa por el lenguaje, es por medio de esta estructura que logramos los acuerdos y coordinaciones que nos permiten existir como especie.

Todo este entramado de coordinaciones se hizo posible hace unos tres y medio millones de años atrás, en el seno de una familia de primates bípedos que querían estar juntos… a este querer estar juntos es a lo que el profesor Maturana llama “amor”. Es esa la energía trascendente que permite que los mamíferos cuiden y guíen a sus crías hasta que estas son capaces de valerse por sí mismas.

Humberto Maturana ha muerto y junto con lamentar su fallecimiento, nos debemos preguntar qué de todo lo que nos ha legado, nosotros hemos recogido. Entre sus tantos logros se encuentran lo que ha dejado en Biología y Filosofía, pero tal vez lo más importante, tiene que ver con el mundo del aprendizaje social y el conocimiento. Somos seres  pensantes. Esta es la mejor síntesis de lo que se ha llamado la reflexión consciente, la gran respuesta del Maestro a la fratricida lucha que nos ha legado el capitalismo en la eterna competencia por ser mejor que el prójimo.

Desde el programa de educación del Alcalde Daniel Jadue, hemos recogido parte del legado de Maturana, por ejemplo, en el proyecto de “ociopedagogia”, programa en el cual se ha instaurado la reflexión consciente de manera transversal a todos los niveles y materias. El programa de “ociopedagogía” centra su quehacer en la reflexión necesaria para, en palabras del maestro, “comprender nuestro sistema social, comprender tanto su organización como su estructura.”

Para Maturana la organización del sistema social está basada en la ayuda al prójimo, en el altruismo necesario para que las sociedades progresen en su evolución. De no ser por ello, nuestras comunidades de seres humanos hubieran sido condenadas a la extinción. La estructura humana está ligada a algo más esencial, que es la capacidad de poder reflejar su propio aprendizaje, es su capacidad de auto descripción, de auto observación que se traduce en la autoconciencia, nada de lo cual sería posible sin la capacidad de amar, que es finalmente aquello que gatilla nuestro deseo de estar juntos, de con-vivir, lo que implica no un vivir en soledad, sino un vivir con otro, con otros, respetando las diferencias propias de la alteridad.

Otro de los planteamientos de este autor señala que el desarrollo de cualquier organismo (incluido los seres humanos), implica transformaciones en el entorno, pero también conlleva una transformación del otro, en tanto ese otro comparte, aprende y conoce conmigo. Es así que las personas no se transforman, sino se co-transforman, en una relación de respeto basada en el amor. Siendo así, el programa Escuela Abierta de Recoleta, emerge como una posibilidad de co-transformación, proceso que implica con-vivir y respetar al otro, generando así una ética que Maturana identifica más con lo biológico que con lo social. Sobre este mismo punto, el autor plantea que la democracia no es una forma de gobierno, sino algo más general, visualizándola como una forma de vivir en comunidad. Por ello el programa Escuela Abierta además de contribuir a generar un espacio pro social para la comunidad, es una posibilidad de fortalecimiento de nuestra democracia y de  los valores asociados a ella. En esta misma línea se circunscriben los Directorios Colegiados, pues en Recoleta estas son instancias con poder resolutivo y no solamente consultivo como lo indica el proyecto original del MINEDUC, acá fuimos más allá, entregando poder de decisión a la comunidad.

Siempre en la línea de las ideas maturanianas ligadas al proyecto educativo de Recoleta, se debe destacar la capacidad de abrir puertas a otros programas alternativos, como la enseñanza de la cultura de los pueblos originarios, en el sentido de estar abiertos a las cosmovisiones más antiguas de nuestro territorio, aquellas que han estado excluidas por el currículum nacional y que pueden dar pie a una enseñanza de la inclusión, el respeto a la diversidad, al medioambiente. Para ello se debe partir desde la visualización del otro como legítimo otro, un igual a mí, con derechos y deberes que deben ser respetados,  ya que “el proceso de aprendizaje social es una malla apretada de relaciones humanas”.

Finalmente, señalar que el programa de educación de nuestro Alcalde Daniel Jadue se basa en el entendimiento del otro, como un ser legítimo y que por medio de la reflexión consciente los seres humanos podamos vivir, como cultura, en coexistencia con otros. Este principio de autorreflexión consciente no hará abandonar la certeza amenazadora de una verdad única, pero puede contribuir a abrir a los usuarios de la educación a nuevas perspectivas de cooperación. Tan sólo la reflexión de aquello que creemos verdadero nos puede hacer cuestionar por ejemplo ideas tan arraigadas en nuestra sociedad como la competencia, proceso que no sólo niega al otro, sino a mí mismo.

Hasta siempre profesor Maturana, gracias por su legado, Q.E.P.D.

Rodrigo Meza Aliaga

Sociólogo, Mag. En Educación

Andrés Carmona Alert

Profesor de Filosofía, Lic. En Filosofía

                     
Síguenos a través de nuestras redes sociales        
Facebook
/MunicipalidadDeRecoleta
  Twitter
@Muni_Recoleta
  Instagram
municipalidadrecoleta
  Youtube
/RecoletaalDiaTV
                     
 
   
 
Municipalidad de Recoleta • Avda. Recoleta N°2774 • RECOLETA SOMOS TODOS • 2012-2020 | Política de privacidad