DEPARTAMENTO DE
EDUCACIÓN MUNICIPAL
   HOME | NOTICIAS | NOTICIA PUBLICADA EL 19 Octubre, 2020
 
 
 
 
 
 
 
 

CULTURA, IDENTIDAD Y MIGRACIÓN

Comparte esta Noticia 
     

El concepto de cultura proviene del latín cultus que significaba cultivo. Inicialmente el concepto aludía al cultivo de la tierra, pero con el correr del tiempo este ha ido mutando hasta llegar a la acepción actual. De esta manera, si cultivo es aquello que brota de la tierra, cultura se debe entender como aquello que brota del ser humano. Hacia mediados del siglo XIX va a iniciar el proceso de consolidación de lo que hoy conocemos como Ciencias Sociales, entre ellas la Antropología. En 1871 Edward Tylor (junto a Lewis H. Morgan son considerados los fundadores de la disciplina), publicará uno de los textos más célebres al respecto: La “Cultura Primitiva”, en el cual señalará entre otras cosas que la cultura es el conjunto de elementos que definen a un grupo humano: conocimiento, creencias, arte, moral, derecho, costumbres y todo el conjunto de aspectos adquiridos por el ser humano.

Hoy en día, y a partir de diferentes vertientes teóricas (estructuralismo, difusionismo, Antropología simbólica, interpretativa, etc.) y diferentes autores, el concepto se ha ido adaptando a los tiempos, pero sin alejarse demasiado de aquella definición primigenia de Tylor.

Por identidad a su vez, debemos entender el conjunto de elementos culturales que hacen a las personas sentirse partícipes de un grupo más amplio, se refiere a todos aquellos elementos (simbólicos, espirituales, materiales, intelectuales, etc.) que hacen que la individualidad se convierta en una pluralidad. La identidad es el motor de lo que, teóricos como Charles Cooley denominan grupos secundarios. Acá podemos hallar por ejemplo al lenguaje, la religión, la idiosincrasia, las normas, los valores, entre otros muchos aspectos.

La migración humana por su parte debe ser entendida como el traslado de un determinado grupo humano, de un lugar geográfico a otro, el cambio es de carácter permanente. Este fenómeno es tan antiguo como la humanidad misma, sólo basta recordar que los primeros humanos surgen en África hace unos 130.000 años aproximadamente (Morín, 1999), para desde ahí iniciar el poblamiento del mundo.

La migración en la actualidad mueve millones de personas en todo el mundo. Nuestro propio país se ha transformado en la región en un foco receptor de migrantes. Desde los 90’ en adelante grandes cantidades de ciudadanos peruanos se trasladan a Chile, de ahí en más se han sucedido olas de migrantes de diversas nacionalidades. Ecuatorianos, colombianos, dominicanos, venezolanos hasta la más reciente migración de haitianos, han llegado a nuestro país en busca nuevas oportunidades.

El migrante que llega a un lugar no lo hace despojado de sus tradiciones, su cultura y su identidad, muy por el contrario estas son parte de su forma de ser y siguen marcando sus vidas y las del lugar que los recibe (el ceviche del cual tanto gustan los chilenos hoy, tiene un fuerte componente de gastronomía peruana por ejemplo). Producto de este choque cultural, siempre se producen cambios, principalmente en el grupo que llega, la antropología denomina “transculturación” al proceso por el cual un grupo que migra comienza a ser permeado por la cultura que lo recibe.

En relación a este último fenómeno, la Ley General de Educación (ley 20.370), reconoce el derecho universal a educarse, además de consagrar el respeto a la equidad, la integración e inclusión, respetando la interculturalidad, las diferencias étnicas, económicas, culturales, etc. A partir de ello, es posible identificar tres conceptos que dan cuenta de “tres formas de entender los procesos de inclusión de los migrantes en la sociedad que los acoge. Son tres modelos teóricos para pensar las políticas públicas relacionadas con la diversidad cultural” (Meza, R. Revista Contextos N° 3, pag: 7). Los conceptos antes mencionados son los de Asimilacionismo, Multiculturalidad y enfoque Intercultural, a continuación se describen brevemente cada uno de ellos.

Asimilacionismo: da cuenta de la integración de un grupo humano a otro “sobreentendiendo y no cuestionando la existencia de relaciones de poder del grupo que recibe respecto al que viene llegando. Se produce una paulatina transculturación, cuya dinámica no es puesta en cuestión por ninguno de los dos grupos” (op. cit.).

Multiculturalidad: es una categoría más bien descriptiva, “si bien promueve cierto nivel de tolerancia en las relaciones entre grupos favoreciendo la coexistencia, no cuestiona las asimetrías de poder existentes en la sociedad” (op. cit.).

Interculturalidad: “Acá hay una verdadera crítica e intento de superar el esquema subordinación/privilegio desde el que se presenta el grupo que recibe, vale decir, se hace cargo de las diferencias de poder, promoviendo el diálogo, el respeto y la validación mutua”, “La interculturalidad se basa principalmente en el reconocimiento de la igualdad que nos es intrínseca. Hablamos de igualdad en derechos civiles, políticos, sociales, etc. La idea que se combate fuertemente es la de jerarquía, por ende, lo que se propicia es la diversidad sin jerarquía” (op. cit.).

A partir de la descripción de estas tres categorías conceptuales se espera aportar a una mejor comprensión del fenómeno de la migración en nuestra comuna y nuestros establecimientos educacionales, permitiendo discernir desde cuál de ellas debemos guiar nuestras acciones y políticas públicas.

Rodrigo Meza Aliaga

Sociólogo, Magíster en Educación

                     
Síguenos a través de nuestras redes sociales        
Facebook
/MunicipalidadDeRecoleta
  Twitter
@Muni_Recoleta
  Instagram
municipalidadrecoleta
  Youtube
/RecoletaalDiaTV
                     
 
   
 
Municipalidad de Recoleta • Avda. Recoleta N°2774 • RECOLETA SOMOS TODOS • 2012-2020 | Política de privacidad